Instituto Europeo  '¿Cuánto tardamos en procesar una lengua?'

Muchos pueden pensar que, en función de la lengua materna del hablante, se puede tardar más o menos tiempo a la hora de leer y comprender un texto. Nada más lejos de la realidad.

Las personas tenemos la sensación de que existen lenguas más complicadas que otras, pero esta percepción no es correcta, ya que la realidad es que todas las lenguas cumplen su función con la misma eficiencia, y todas van a transmitir la información al mismo tiempo.

Además incluso se han llevado a cabo estudios al respecto, afirmándose en ellos que no hay diferencias en el tiempo que tardan las personas de países diferentes en procesar y leer idiomas distintos. Es decir, un japonés va a tardar lo mismo en leer y entender un texto en japonés que un estadounidense en inglés, o que un español en castellano. Eso sí, siempre y cuando el idioma de lo que está intentando comprender sea su lengua materna. De esta forma se viene a confirmar lo que ya se sabía desde hace tiempo, es decir, que todos los lenguajes actúan bajo una serie de principios universales, y este es el motivo por el que todos los seres humanos somos capaces de procesar nuestro idioma materno con la misma celeridad.

Para elaborar este estudio se han unido hasta tres universidades, y han estudiado las principales diferencias entre tres idiomas: inglés, castellano y mandarín. Igualmente se han tenido en cuenta tanto la presentación de los caracteres escritos como en la composición de su lenguaje.

En cada centro o universidad se seleccionó a 25 personas, y todos tuvieron que leer el mismo texto traducido a su lengua materna. A lo largo de todo este proceso se llegaron a monitorizar algunos parámetros como, por ejemplo, el movimiento de los ojos (para medir el aprendizaje cognitivo): se registraron movimientos de ojos muy diferentes en cada caso, así como también en el tiempo que cada uno estuvo leyendo determinadas frases.

Atendiendo a estos parámetros, y una vez completado el ‘experimento’, se pudo deducir que al final todos los que participaron en el estudio tardaron más o menos el mismo tiempo en leer cada frase y cada párrafo. Por tanto, y pese a las diferencias en los idiomas, todos vamos a tardar el mismo tiempo y vamos a hacer el mismo esfuerzo en leer un texto, independientemente del idioma del mismo (siempre y cuando sea nuestra lengua materna).

Ahora bien, aunque nuestra lengua materna no sea el inglés, sí que podemos aprender el idioma hasta el punto de conseguir casi la misma rapidez que los angloparlantes. Pero para ello es necesario mucho estudio y esfuerzo, y en Instituto Europeo para la Difusión de la Lengua Inglesa os podemos ayudar a sembrar una buena base (necesaria y fundamental) para mejorar y llegar a conseguir esa fluidez que queremos. Más información llamando al 956 800 718. ¡No lo pienses más y ven a conocernos, te aseguramos que no te vas a arrepentir!.

 

Derechos Exclusivos Reservados por Instituto Europeo para la Difusión de la Lengua Inglesa S.L. ninguna parte de esta publicación, incluido el diseño, puede ser reproducida, almacenada o transmitida en manera alguna ni por ningún medio, ya sea eléctrico, electrónico, químico, mecánico, óptico, de grabación o de fotocopia, sin permiso previo y por escrito del autor.

Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +