Instituto Europeo  'Happy St. Patrick's Day!!'

El Día de San Patricio (Saint Patrick`s Day) se celebra, cada año, el 17 de marzo para conmemorar el fallecimiento de San Patricio, santo patrón de Irlanda. Por tanto se trata de una fiesta de tradición irlandesa que, con los años, se ha extendido a todo el mundo, vistiendo los rincones del planeta de verde. Además, en las grandes ciudades, se celebran desfiles que conmemoran este día.

El desfile más importante tiene lugar en Dublín (Irlanda), y forma parte de un festival que dura cinco días. Igualmente es muy importante y conocido el desfile que tiene lugar en la ciudad de New York. Transcurre por la 5ºAvenida y en él participan bomberos, policías, policía portuaria, etcétera. Es el más grande y es presenciado, cada año, por más de dos millones de espectadores.

Pero, ¿de dónde viene esta tradición? ¿Cuándo se empezó a celebrar el Día de San Patricio? ¿Por qué este día es uno de los festivos más internacionales?

En el pasado el Día de San Patricio era celebrado, únicamente, como una fiesta religiosa más, y no fue hasta el año 1903 cuando se convirtió en una fiesta pública. Además esta fiesta está directamente relacionada con la emigración del pueblo irlandés. Entre 1846 y 1848 se vieron obligados a abandonar su país por la grave hambruna que sufría, y emigraron a todo el planeta (Inglaterra, Canadá, Australia, Escocia, etcétera). Pero la gran mayoría fue a recalar en los EEUU, estimándose que en la ciudad de New York viven el doble de irlandeses que en la propia capital del país (Dublín).

Cuando llegaron aquí se instalaron en la mítica barriada de ‘Five Points’ (recreada incluso en el cine por Martin Scorsese en ‘Gangs of New York’), donde vivían hacinados y apenas tenían dinero para comer. Sin embargo, a pesar de las muchas adversidades, nunca dejaron de festejar el Día de San Patricio, sacando incluso en procesión al santo por toda la ciudad.

Por tanto, y atendiendo a la historia, la celebración de este día comenzó siendo algo puramente irlandés y ligada a la religión. Pero con el paso de los años la cosa cambió, fundamentalmente gracias a una estrategia de marketing llevada a cabo por una multinacional cervecera y a la propia secularización del evento. La fiesta se empezó a popularizar hasta límites insospechables.

Además no fue hasta el año 1996 cuando se celebró el primer gran desfile del Día de San Patricio por las calles de Dublín. Llegados a este punto el santo y la religión pasaron a un segundo plano, y la cerveza y la diversión dieron un paso al frente para convertir, esta fiesta, en lo que hoy en día conocemos.

En España no existe aún una gran tradición, aunque sí que se hace notar, cada vez más, en las grandes ciudades. Igualmente es curioso el caso de La Coruña, donde por su afinidad con el pueblo irlandés (creada fundamentalmente a partir de la emigración de su población) se tiñe de verde la Torre de Hércules de la ciudad. Y tu, ¿te animas a celebrarlo?.

Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +